Single post

Cuáles son las mejores vitaminas para el cansancio

Existen numerosos factores que podrían afectar nuestro estado de salud y terminar causando que nos sintamos decaído y con pocas fuerzas, razón por la cual resulta esencial que prestemos atención para solucionar esto cuanto antes.

Y una de las mejores formas de hacerlo es agregando ciertos alimentos a nuestra dieta diaria para poder conseguir el aporte de vitaminas que necesitamos, y para conseguir la energía que no tenemos.

Teniendo esto en cuenta, a lo largo de este artículo estaremos hablando un poco acerca de cuáles son las mejores vitaminas para el cansancio, esas que resultan muy apropiadas para hacer frente a cada día con la mayor vitalidad posible.

Vitaminas recomendadas para combatir el cansancio

Resulta bastante fácil saber cuáles son las vitaminas que debemos tomar para combatir el cansancio, ya que destacan especialmente las vitaminas del complejo B, sobre todo la vitamina B1, B2 y B12.

En cualquier caso, a continuación explicamos mejor cuáles son las más recomendadas y por qué:

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas pertenecientes al grupo B resultan esenciales al momento de combatir el cansancio, tanto a nivel físico como mental; y es que consisten en micronutrientes que le dan al organismo la capacidad de aprovechar completamente los nutrientes.

Así, es posible “alimentar” a los músculos, cerebro y órganos, al mismo tiempo que nuestro organismo genera la cantidad de energía suficiente que necesita para alcanzar el mayor rendimiento.

Para contar con un adecuado aporte de vitaminas del grupo B, es recomendable tener una alimentación muy equilibrada; en este sentido, las verduras frescas, carnes magras y granos integrales, permiten prevenir cualquier déficit de dichos micronutrientes.

En el caso de las personas veganas, existe la opción de optar por suplementos de vitamina B12 (cobalamina), a fin de prevenir que disminuyan las reservas del organismo de dicho nutriente.

Esta vitamina suele estar presente casi exclusivamente dentro de los productos de origen animal (carne, huevos, pescado y leche).

La B12 se encuentra entre las vitaminas de mayor importancia que componen al complejo B, debido a que contiene cobalto, el cual es fundamental en la producción de glóbulos rojos, e incluso para optimizar el funcionamiento de todo el organismo. Asimismo, interviene dentro de la síntesis de la creatina, por lo que ayuda a no solo a mantener un óptimo nivel en las reservas de energía, sino también a sentir una mayor vitalidad.

Vitamina C

Pese a que la vitamina C suele estar principalmente destinada a reforzar el sistema inmunológico y ofrecer protección frente a los virus y enfermedades, hay que señalar que en realidad destaca por encontrarse, de igual manera, entre las mejores vitaminas que existen para combatir el cansancio.

Esto se debe a que permite disminuir los niveles de cortisol, es decir, de la hormona que causa el estrés y disminuye la energía; en consecuencia, un apropiado nivel de vitamina C en el organismo nos permitirá estar y sentirnos considerablemente más activos y energéticos.

Suele considerarse que al consumir unos 500mg de vitamina C diariamente, es posible hacer frente al cansancio, incrementar la resistencia inmunológica, y al mismo tiempo ofrecerle protección a nuestro organismo frente a agentes dañinos.

Hay numerosas formas de conseguir esta vitamina, sin embargo, la más común y aconsejable suele ser a través de la alimentación, debido a que existen múltiples alimentos que cuentan con un alto contenido de dicho nutriente; por ejemplo, los vegetales de hoja verde, frutas cítricas (limones, mandarinas, naranja, entre otras), legumbres, etc.

Vitamina D

De la misma forma, la vitamina D destaca por ser igualmente apropiada para el organismo, debido a que ayuda a acelerar el metabolismo y al mismo tiempo, fomenta la absorción tanto del calcio como del fósforo obtenido a través de la dieta diaria.

Al tener un déficit de vitamina D, suele ser común que experimentemos cansancio, fatiga, inconvenientes para conciliar el sueño, e incluso que tengamos un sistema inmunitario debilitado, el cual permite que nos enfermemos con mayor facilidad.

Al contrario, al tener un adecuado nivel de este nutriente en nuestro organismo, podemos sentirnos más vitales y con mayor energía, teniendo deseos de vivir al máximo.

Hay numerosos alimentos que ofrecen un alto aporte de vitamina D, entre ellos se incluyen los huevos, pescados azules, mariscos, etc., e incluso es posible conseguirla a través del consumo de algún suplemento vitamínico.

La vitamina E

Además de tener grandes propiedades antioxidantes, la vitamina E se caracteriza de igual modo por tener una acción relacionada tanto con el mantenimiento como con la formación de los tejidos corporales, por lo que también puede ayuda a combatir el cansancio.

Es posible conseguirla mediante suplementos vitamínicos y con la ingesta de diversos alimentos, por ejemplo, aceites vegetales de maíz (de girasol, germen de trigo, etc.), semillas (de girasol), nueces (avellanas y almendras), frutos secos, hortalizas de hoja verde (brócoli y espinacas).

Dosis recomendada para enfrentarse al cansancio

Los suplementos de calidad aportan lo que el organismo requiere para conseguir un buen aporte de vitaminas para el cansancio, de modo que es aconsejable consumirlos durante el desayuno para poder comenzar el día con energía.

Una tableta suele ser la dosis recomendada, y lo mejor es ingerirla con bastante agua y evitar superar la dosis máxima en cualquier ocasión.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes