Single post

Salud, sexo y la naturaleza humana

sexo salud escorts masajesEl sexo ya sea de escorts barcelona o masajes eróticos Barcelona es una fuente de placer con múltiples cualidades fisiológicas y psíquicas. La estimulación directa o indirecta de nuestros órganos sexuales puede conducirnos a la culminación del placer, conocida como orgasmo.

Siempre ha habido gran controversia en cuanto a las consideraciones éticas y morales del sexo. En pleno siglo XXI, etapa de la modernidad, aún encontramos diversos sectores de nuestra sociedad con una posición bastante extrema, radical y paleolítica sobre el sexo. La concepción del placer se asocia, desgraciadamente, en ciertos sectores de nuestra sociedad a un mal supremo. Muchos atañen el significado de sexo como algo impuro y negativo, principalmente esta concepción se deriva de ideas religiosas o filosóficas anticuadas.

El sexo es algo innato, intrínseco y propio del ser humano. Encontrar el placer es uno de los instintos básicos del hombre desde los inicios de la civilización, por tanto, se trata de algo que va totalmente ligado a nosotros, constituye parte de nuestra naturaleza.

La búsqueda propia, la experimentación para conocer nuestro cuerpo siempre ha ido acompañado de connotaciones negativas que se alejan de la moral. Descubrirnos en todas y cada una de nuestras facetas y aspectos es un derecho y es totalmente beneficioso para nuestro bienestar fisiológico y psíquico.

La educación sexual es, por tanto, imprescindible para cualquier individuo para la formación y aprendizaje de esta materia sin tapujos. Dejar a un lado los tabús, el misticismo y las connotaciones negativas que se le otorgan a algo tan fundamental como es disfrutar de nuestro cuerpo al libre albedrío constituye intensificar nuestras capacidades físicas y psicológicas.

Educar negativamente en el tema del sexo, es decir omitir y reprimir este aspecto esencial en el humano, repercute en nuestro bienestar social, físico y psicológico según apuntan diversos estudios. Las influencias culturales y religiosas son factores determinantes en la educación sexual de cada individuo y, por ello, pueden modificar nuestra actitud, tolerancia y concepción sobre el sexo.

El sexo tiene límites insospechados de gran inmensidad. El sexo no es tan solo un instrumento de reproducción sino que también es una herramienta de placer. La actividad sexual sea solo o acompañado es una de las experiencias más sensuales y placenteras.

La respuesta de nuestro cuerpo al máximo placer sexual se conoce como orgasmo. El orgasmo es una descarga de tensión que se produce después de un estímulo sexual. Disfrutar del sexo hasta la culminación del orgasmo es una de las sensaciones más placenteras para la persona. Experimentar con nuestro cuerpo, ya sea solo o acompañado es indispensable para conducirnos hasta el clímax.

El sexo multiplica nuestras virtudes dando placer a nuestro bienestar físico y psíquico. Hay estudios que demuestran que practicar sexo dos veces a la semana favorece nuestros niveles inmunológicos, potencia la memoria, mejora nuestro estado anímico, nos hace más resistentes ante posibles enfermedades, mejora la circulación sanguínea, regula el estrés y contribuye a la cicatrización de heridas.

En el sexo no hay límites, por tanto, no debemos contaminarnos de miedos, tabúes, inseguridades o vergüenzas. Disfrutar del sexo es la mejor receta para nuestro bienestar.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes