Single post
persona-albina-con-pelo-y-cara-de-color-blanco

¿Qué es el albinismo?

La melanina es una sustancia que todos los seres vivos tienen y producen en su cuerpo el cual le permite tener un color único y característico. La carencia de melanina o la poca producción de esta provocan alteraciones a nivel visible, siendo una de las razones principales por las que hombres y mujeres poseen diferentes colores entre sí.

¿El albinismo es una enfermedad o un trastorno?

Pero ¿qué pasa cual los niveles de melanina en el cuerpo no son los suficientes, o hay un descontrol de la sustancia?

Quizás en algún momento hayas visto a una persona con un tono de piel y cabello sumamente peculiar. Lo más común es que hayan sido completamente blancas de piel y su cabello es un amarillos blanquecino.

Pues bien, a estas personas poseen un trastorno a nivel cutáneo y oculocutáneo que les da este color tan característico y resaltante.

Si no tienes ni la más remota idea de qué trata el albinismo, no te preocupes, en esta oportunidad te explicaremos que es este trastorno y algunos datos importantes que deberías saber. Así, podrás entender porque hay personas con un tono de piel carente de pigmentos y saber por qué su apariencia física esta alterada de esa manera.

Dado a que es una alteración genética que es hereditaria, se considera una enfermedad. Pero al mismo tiempo se puede considerar como un trastorno ya que una persona puede llegar a tener decoloración de la piel, cabello u ojos de manera parcial.

Son raros los casos pero son posibles. Así pues, el albinismo es un trastorno que afecta la forma en cómo la melanina recorre el cuerpo entero y le da la pigmentación que está establecida en el ADN.

Es decir, que si estás genéticamente diseñado para ser moreno, padecer de albinismo te cambiará parcial o totalmente el cuerpo.

Cabe destacar que la alteración de la melanina o la deficiente producción de este pueden provocar mal desarrollo a nivel ocular. No se trata simplemente de una enfermedad que te afecta la piel y listo, esto hace que la persona sea demasiado sensible a la luz y no tenga la misma resistencia que alguien sin esta patología.

Tipos de albinismo

Como bien dijimos anteriormente, el albinismo se puede presentar de manera parcial o total. Mientras que una persona pueda tener albinismo en la piel, otro solo puede resultar afectado en la parte ocular de su cuerpo.

Así pues, los tipos de albinismo que existen son:

Albinismo oculocutáneo

Con base en las pruebas que se realizan y estudios que permiten conocer si la persona puede padecer de esta enfermedad en los ojos, el albinismo de este tipo se dividen en:

  • Albinismo de tipo I. Es el tipo de albinismo más común de todos. Su causa o aparición se debe a la falta de ciertas enzimas que favorecen al bulbo piloso. Es hereditario y dependiendo de la mutación que este sufra, puede llegar a ser más o menos agresivo.
  • Albinismo de tipo II. Para este tipo de albinismo hay presencia de melanina en el cuerpo, pero los niveles no son lo suficiente para evitar que el ojo tenga alteraciones de esta clase.

Albinismo local o parcial

Para estos casos de albinismo, los casos suelen ubicarse en:

  • La zona ocular, el cual afecta solamente al iris y retina. Por lo general sus ojos suelen ser de colores muy claros al resto de sus familiares.
  • Pigmentación de la piel.
  • Pigmentación de la piel y cabello.
  • Pigmentación del cabello y ojos.

Albinismo total

  • En estas circunstancias, la persona presenta falta de melanina en los ojos, piel y cabello. Por lo que se considera que padecen de albinismo total.

Síntomas y causas del albinismo

En cuanto a los síntomas del albinismo se pueden mencionar los siguientes:

  • Los párpados se mueven involuntariamente y de forma rápida.
  • En algunas ocasiones los ojos se te desvían por si solos.
  • Mayor sensibilidad a la luz de alta luminosidad.
  • Desarrollo de hipoplasia.
  • Mal funcionamiento del nervio óptico provocando que la vista no sea efectiva.

El principal problema de las personas que sufren de albinismo radica en la piel en la piel y en la luz. El cuerpo puede manejar ciertas cantidades de radiación o exposición a la luz o rayos ultravioletas, gracias a la melanina concentrada en el cuerpo y/o piel y ojos.

Si esta no tiene suficientes cantidades, habrá problemas a nivel cutáneo y óptico.

Hay que resaltar que la melanina juega un papel fundamental en el cuerpo de las personas ya que es una de las principales formas de evitar daños a nivel celular. De lo contrario y con una baja o nula cantidad de melanina en el cuerpo, se desarrolla la fotofobia.

Por lo que se tienen que tomar las previsiones necesarias y utilizar un bloqueador solar específico para no resultar afectado cuando el sol incide en la piel.

Es una enfermedad que no te limita de movimientos ni genera grandes molestias, pero a medida que pasa el tiempo, te vas haciendo más vulnerable a la luz de alta intensidad, puedes llegar a perder parcial o totalmente la vista e incluso desarrollar cáncer de piel u otros males similares.

 

 

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes
shares