Single post
perro pidiendo comida horarios

No olvides dar de comer a tu perro porque sabe qué hora es

 

¿Te ha pasado que son las cinco en punto y tu perro está moviendo su cola con entusiasmo en señal que tiene hambre? Pues sí, tu peludo amigo tiene hambre y parece saber cuál es la hora en que comúnmente lo alimentas.

¿Te has preguntado si tu perro sabe la hora?

Acaso, ¿los perros realmente son capaces de leer la hora en el reloj de alguna manera?

Muchos propietarios de perros dicen que sus perros parecen anticipar la hora de la comida o quizás la hora en que suelen salir a pasear.

Algunos afirman que sus perros conocen esos momentos importantes en cuestión de minutos, como por ejemplo notificándolo exactamente a las 5 p.m. que sirva su comida, tal vez 4:49 o 5:01 y ocasionalmente a las 5:03, pero virtualmente nunca más de cinco minutos antes o después.

Es como si el perro estuviera leyendo una señal, tal vez por la cantidad de luz del día o tal vez por algún otro sentido.

Pero el tiempo es un invento humano, al menos en la forma en que normalmente lo pensamos en términos de segundos, minutos y horas. ¿Pueden los perros u otros animales realmente entender el tiempo de la misma manera que nosotros?

Puede decirse que no hay certeza científica de que los perros puedan saber la hora, pero eso podría deberse a que los investigadores solo ahora es que le están dedicando tiempo al tema.

Algunos estudios que pueden ofrecer alguna respuesta

Al estudiar la memoria cognitiva en otros animales, los científicos observan dos aspectos de la memoria a largo plazo, siendo esta la memoria implícita y la declarativa y en los humanos, la memoria implícita a veces se llama memoria muscular.

Una vez que aprendemos a andar en bicicleta o a atar nuestros zapatos, lo recordamos sin tener que pensar en ello.

La memoria declarativa se compone de experiencias personales e información que dan forma a nuestras vidas y nos enseñan cosas. Si vamos a la tienda un día domingo y tenemos que llegar antes de la hora habitual del resto de la semana, lo recordamos.

Pavlov nos enseñó que los perros y otros animales tienen recuerdos implícitos que se utilizan para el aprendizaje de prueba y error o respuestas condicionadas, pero todavía hay cierta incertidumbre con respecto a si los animales tienen o no memoria declarativa.

Los investigadores están particularmente interesados ​​en averiguar si los animales tienen lo que se conoce como memoria episódica o la capacidad para recordar información contextual sobre eventos pasados, como lo que sucedió,  dónde y cuándo ocurrió.

Stewart describió esta capacidad para pensar y volver a experimentar el pasado como un tipo de viaje mental en el tiempo.

Los científicos han estudiado episodios de memoria en monos, ratas, abejas y algunas aves, incluidos los cuervos. Muchos experimentos han intentado determinar si estas especies tienen  la capacidad de recordar los hechos básicos sobre un evento, como qué, dónde y cuándo.

 

Perro pug mirando

El esquema de la prueba para cada animal es bastante simple

Digamos que le das a un chimpancé dos frascos opacos sellados y cada uno con una golosina.

Un frasco tiene un refrigerio que no perece a corto plazo, algo así como una uva, pero el otro contiene una golosina que debe disfrutarse dentro de un cierto límite de tiempo, como un cubo de jugo congelado que se va a derretir.

Después de cinco minutos el chimpancé tiene la oportunidad de abrir un frasco. Después de una hora puede abrir el otro.

Una vez que se haya realizado la prueba varias veces, la mayoría de las criaturas abrirán primero el frasco que contiene la golosina más perecedera. Han aprendido por experiencia que si esperan demasiado esta ya no estaría disponible.

Han demostrado las tres palabras. Qué: un sabroso manjar. Dónde: dentro de este frasco. Cuándo: dentro de cinco minutos o ya no estará disponible.

Los chimpancés y orangutanes pasan esta prueba con gran éxito y es que parece que tienen el tipo de memoria episódica, incluso también hay evidencia de que los cuervos y las ratas pueden tener memorias de este tipo.

Hasta ahora se ha demostrado que los monos Rhesus recuerdan qué y dónde, pero tienen algún problema con el cuándo e incluso las abejas parecen poseer algún tipo de memoria episódica vinculada a su ritmo circadiano.

Poco se sabe de los perros

Si bien es cierto,  existen evidencias que sugieren que los perros recuerdan a las personas (como su dueño) y los eventos (como ir al parque), sigue siendo una pregunta abierta si pueden o no viajar en el tiempo en sus mentes.

Eso es porque el mejor amigo del hombre ha sido tristemente descuidado cuando se trata de experimentos de laboratorio, ya que durante mucho tiempo, los científicos pensaron que debido a que los perros están domesticados no podían probar nada sobre cómo se comportaban.

En realidad solo en los últimos 15 años ha comenzado un examen exhaustivo de la mente de tan apreciada mascota.

Entonces, ¿pueden los perros decir la hora? Tal vez, pero realmente no lo sabemos, pero hay algunas ideas interesantes sobre cómo pueden hacerlo si pueden. Al dejar en claro que aún no están respaldados por evidencia científica, se ha sugerido algunas hipótesis para explicar el comportamiento de una mascota en el momento de la alimentación.

Una de las pruebas en las que se han centrado los investigadores en animales no domesticados es la memoria episódica, que se describe como viajar en el tiempo de la memoria o ser capaz de regresar a la memoria de los recuerdos para saber cómo responder en el presente.

A falta de pruebas científicas, los investigadores tienen algunas teorías sobre cómo nuestros perros parecen saber cuándo regresaremos a casa a una determinada hora, cuándo serán alimentados o cuándo es hora de salir a caminar.

Puede ser un caso del ritmo circadiano de un perro que le avisa cuándo es hora de comer y dormir.

Si estás dando golosinas y comidas a la misma hora todos los días, entonces el organismo de tu perro podría estar diciéndote que tiene hambre. Eso también podría explicar por qué cuando salimos del horario de verano, el perro espera ser alimentado a las 4 p.m. en lugar de 5 p.m.

Algunos investigadores sugieren que los perros podrían oler el tiempo, ya que cuando sales de tu casa dejas atrás tu aroma que se desvanece con el paso de las horas. Los perros, con esas narices asombrosas, podrían detectar cuándo el olor ha alcanzado un cierto nivel que coincide con el momento en que sus dueños normalmente vuelven a casa.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes